Posts etiquetados ‘“Solo sin ti”’

Fórmula V  fue un grupo de pop español de éxito desde finales de los años 60 hasta principio de los 70. Su música pegadiza llegó a ser sinónimo de “canción del verano” y su éxito fue creciendo de año en año.

Comenzaron en 1967 y se disolvieron en 1975 aunque con posterioridad se juntaron en alguna ocasión y aún hoy en día su cantante y fundador, Paco Pastor, continúa en activo con distintos músicos.

Se pueden citar multitud de éxitos de aquellos años: Tengo tu amor, Cuéntame, Cenicienta, La fiesta de Blas, Eva María, etc. pero para mi gusto una de sus mejores canciones es una balada intimista muy apropiada para los guateques de la época, se trata de Solo sin ti

Anuncios

Desde el año 2001 TVE ofrece la serie Cuéntame, que abarca la historia contemporánea de España contada a través de la vida de una familia desde 1968 hasta, supuestamente, el final de la transición. La banda sonora original cuenta como tema estrella, que da nombre a la serie, con la canción de Fórmula V. El grupo, liderado por José Nieto, ex componente de Los Pekenikes, se formó en 1967 siendo 1969 el año de Cuéntame.

El single, de 45 r.p.m. llevaba en su cara B un tema titulado Solo sin ti que es, probablemente una de las canciones más bellas de grupo. Adjunto toda la parafernalia:

Al oír esta canción, tantos años después, me vuelven a la mente una serie de recuerdos que, posiblemente, como todos ellos, sean falsos, inexactos o idealizados, pero ahí van… un autobús llega la Dehesa de Cercedilla, todos nos bajamos, estamos de excursión con el colegio y nos dispersamos corriendo. Hay niñas con uniformes azules, faldas y calcetines hasta la rodilla, las miramos acercándonos poco a poco, unos con decisión, otros tímidamente. Allí está ella, Rosa María (¿sería ese su nombre?), hablamos y quedamos en volver a vernos en su cole, en la calle La Bola, arriba de Leganitos. Creo que nunca nos volvimos a encontrar pero todavía no la he olvidado… Muchos años después me entero, posiblemente sea cierto, que era hermana de un compañero de entonces, Ricardo Pérez Robles. No sé, ahí está, en alguna de esas curvas del cerebro, para siempre. Esta canción, sin saber porqué, llega hasta ahí y extrae el recuerdo.

Y la Cara A como testimonio y para completar el single: