Archivos de la categoría ‘Vídeos’

Fórmula V  fue un grupo de pop español de éxito desde finales de los años 60 hasta principio de los 70. Su música pegadiza llegó a ser sinónimo de “canción del verano” y su éxito fue creciendo de año en año.

Comenzaron en 1967 y se disolvieron en 1975 aunque con posterioridad se juntaron en alguna ocasión y aún hoy en día su cantante y fundador, Paco Pastor, continúa en activo con distintos músicos.

Se pueden citar multitud de éxitos de aquellos años: Tengo tu amor, Cuéntame, Cenicienta, La fiesta de Blas, Eva María, etc. pero para mi gusto una de sus mejores canciones es una balada intimista muy apropiada para los guateques de la época, se trata de Solo sin ti

Anuncios

El pasado 25 de enero fallecía Demis Roussos. La música que hacía y por la que vendió millones de discos no era de mi gusto salvo alguna canción más o menos agradable de escuchar, sin embargo sus orígenes fueron en un grupo nacido en Francia en 1968 en que era bajista y voz y en el que también empezó Vangelis como teclista. Se trataba de Aphrodite’s Child.

Pues bien, el grupo en cuestión tan solo publicó tres álbumes y en el primero de ellos, End of the World, de 1968, había una canción muy melódica y muy bonita que se pinchaba bastante en los guateques de la época, me refiero a Rain and Tears:

Los hermanos Ray y Dave Davies formaron en 1964 la que sería una de las bandas de rock inglesas más importantes de la época: The Kinks. Ambos hermanos permanecieron en ella desde su fundación hasta la disolución en 1996. El éxito les acompañó con canciones que aún hoy son recordadas como míticas, entre ellas esta absoluta maravilla que incluyo en este vídeo de 1966: Sunny Afternoom, compuesta por Ray Davies aparece en 1966 como sencillo y después incluida en el album Face to Face del mismo año. Fue nº 1 en el Reino Unido durante dos semanas y en EEUU llegó al puesto 14.

Acompaño con una fotografía de la casa, típicamente inglesa, en un suburbio al norte de Londres (nº 6 de Denmark Terrace, en Muswell Hill). en la que vivieron desde la más tierna infancia y en la que los sábados por la noche celebraban fiestas supongo yo similares a los guateques españoles de la época. Al parecer estas fiestas fueron el germen de la idea del grupo, de su contacto con las músicas que entonces escuchaban y de su aprendizaje de la guitarra.

Archivo:Kinks Denmark Terrace Davies.jpg

El vídeo promocional del sencillo se filmó en medio de un paraje nevado en contraste con la tarde soleada de un verano de la que habla la canción. En él, además de Ray Davies, voz principal y guitarra y de su hermano Dave Davies, guitarra y voz también, están Mick Avory a la batería y Pete Quaife en el bajo:

 

The Moody Blues fue una banda de Birmingham (Inglaterra) formada en 1964. Su gran éxito les llegó en 1967 con su segundo album “Days of Future Passed” considerado hoy uno del los mejores álbumes de la historia del rock y como el inicio de lo que se llamaría Rock Psicodélico. Contenía un tema que les haría mundialmente famosos, “Nights in White Satin” o Noches de blanco satén en su versión española.

En dicho album formaban parte del grupo Ray Thomas (armónica, flauta y voz), Mike Pinder (teclados y Voz), Graeme Edge (batería), Justin Hayward (guitarra y voz) y John Lodge (bajo, guitarra y voz):

De izq. a decha. Pinder, Hayward, Thomas, Edge y Lodge en 1968

 

Nights in White Satin forma parte también de la música de mis años de primera juventud, de las tardes de guateques y amores imposibles, de roces y caricias escondidas. Eran los útimos sesenta y los primeros setenta. Imposible describir lo que me hace evocar y sentir cuando, aun hoy, la escucho. Inmortal.

Adjunto el primer video oficial de la canción, por tanto de 1967:

Dentro de pocas fechas se cumplirán 45 años de la celebración en Viena del XII Festival de la Canción de Eurovisión. Fue retransmitido el 8 de abril de 1967, en blanco y negro, desde el Palacio Hofburg de Viena (Austria), resultando ganadora la canción representante del Reino Unido, Puppet on a String interpretada por Sandie Shaw. Obtuvo 47 votos.

Por parte española la representación corrió a cargo de Raphael con la canción Hablemos del amor que, con nueve puntos, quedó en 6ª posición.

La canción ganadora tuvo posteriormente múltiples versiones, entre ellas la española, titulada Marionetas en la cuerda.

No lo recuerdo pero, dado que yo todavía vivía en Pozuelo, posiblemente vería el festival en nuestra vieja Marconi en blanco y negro junto con algunos vecinos chicos y grandes que acudían a mi casa a ver TV porque ellos todavía no la tenían.

El video que inserto tiene el aliciente de ser la retransmisión directa que hizo la cadena austriaca orf

 

En 4º lugar, con 17 puntos, se clasificó Luxemburgo, representada por una jovencísima (18 años) Vicky Leandros con la canción L’amour es bleu, no tan alegre y pegadiza como la ganadora pero, para mi, mucho más bonita:

 

Sealed with a Kiss, Sellado con un beso, compuesta en 1960 por Peter Udell y Gary Geld fue grabada por primera vez ese mismo año por un grupo llamado The Four Voices en un single que pasó sin mucho reconocimiento.

En 1962 Briand Hyland volvió a grabarla y ya sí consiguió llevarla al nº 3  del la Billboard Hot 100 y a la UK Singles Chart.

La recuerdo como otra de esas canciones lentas de obligada escucha en los guateques con el fin de arrimarte lo más posible a tu pareja. No sé si escuchábamos esta versión de Hylan u otra, en aquellos momentos no tenía eso demasiada importancia.

En el post titulado El guateque hablo de algunas de las canciones que preferiblemente se ponían en el tocadiscos cuando llegaba la hora de los juegos e intercambios de besos y caricias. Gran parte de esos temas correspondían al, por entonces, mayor poseedor de canciones lentas para bailar “agarrados”, me refiero a Salvatore Adamo cuyo repertorio contenía “joyitas del agarrao” tales como Un mechón de tu cabello, Mis manos en tu cintura, La noche, Era una linda flor, Tu nombre, Ella anda, En bandolera… Verdaderamente la vena romántica de cada cual se excitaba al oirlas. Estamos hablando de los últimos años 60 o primeros 70, posiblemente hoy en día sólo provoquen este sentimiento a los que vivimos estos años  de aquella manera.

Todas eran versiones en español algunas de las cuales no he podido encontrar en video de la época y viéndolas en actuaciones de Adamo en años recientes ya no me producen la misma emoción, por eso he preferido quedarme con el más sugerente blanco y negro.

 

 

 

El llamar a estos post “Canciones viejunas” no tiene intención de subestimarlas o menospreciarlas, al contario, son canciones que personalmente me gustan mucho, de esas que me ponen “los pelos de punta”, que me emocionan. Llamarlas así es simplemente la constatación, un punto irónica, de que ya llevan unos cuantos años haciéndome compañía en determinados momentos.

Todas ellas me traen buenos recuerdos y a ellas acudo de vez en cuando o mejor, ellas acuden a mi cuando les apetece, sin aparente motivo.

Merece este calificativo la canción que hoy traigo: Un ramito de violetas, de la malograda Cecilia.

Cecilia nos dejaba sus éxitos allá por los años 70 de pasado siglo (otro motivo para llamarlas viejunas), concretamente esta canción aparece en 1975 en su tercer álbum. Rápidamente se convierte en un éxito, probablemente el mayor que tuvo a pesar de componer muy buenas y reconocidas canciones. Ha sido ampliamente versionada y también con notable éxito.

Su autora nació en Madrid, en 1948 y falleció en un desgraciado accidente de tráfico en 1976 cuando regresaba de madrugada a esta ciudad después de ofrecer un concierto en Vigo. Vaya desde aquí mi recuerdo y admiración por alguna de sus canciones, y esta en especial.

El gran problema de la preciosa e intimista letra es el abuso del laismo que rechina en los oidos de los que amamos la Lengua:

Quien la escribía versos dime quien era
quien la mandaba flores por primavera
quien cada nueve de noviembre
como siempre sin tarjeta
la mandaba un ramito de violetas

Cecilia hacía también sus pinitos con el dibujo, con un estilo aniñado, no sé si naif, pero muy agradable a la vista por su colorido y gran cantidad de detalles cotidianos. Muchas de sus canciones se acompañaban de un dibujo, así sucede con Un ramito de violetas, helo aquí:

En la magnífica web de Rafael Castillejo (Enlazada desde este Blog) encuentro este montaje hecho por él mismo recordando la muerte de Cecilia. Recomiendo esta magnífica web a todos aquellos nostálgicos de, o que quieran conocer, los años 40, 50 , 60 en España. Muchas gracias Sr. Castillejo.

En 1971 aparece la primera canción de este grupo creado con la idea de llevar al Pop versiones de temas de conocidad Zarzuelas. Se trata de El soldadtito, que pertenece a la Zarzuela Luisa Fernanda. El grupo fue idea de un productor, Rafael Pérz Botija, e incorpora a gente que había pertenecido a importantes grupos de Pop y Folk español como Los Sonor, Aguaviva y Los Pasos. Eran un total de 8 miembros, 4 chicos y 4 chicas, una de ellas, Ana María Fernández, fallecería tempranamente (1972) en accidente de tráfico.

El tema El soldadito se convirtió en todo un éxito. Lo recuerdo como muy escuchado y pegadizo en aquellos tiempo en los que yo contaba con 17 años y estaba empezando a oir música en la radio o en el tocadiscos de mis amigos cuando íbamos a los guateques. En éste vídeo me llama mucho la atención, por reconocido y recordado, el estilo en el vestir, sobre todo de ellas ya que ellos van con disfraz, las faldas de colegiala ligeramente cortas y, también muy típica, la que baja más allá de las rodillas, algo más recatada (Mª Eugenia, se me viene a la cabeza, rubia, rosada, con su media melena y una falda así para no enseñar las piernas porque, decía, las tenía muy gordas), pero lo que es inconfundible de aquellos años es el movimiento, el baile con el que siguen el ritmo de la música, sobre todo no puedo dejar de mirar a la chica a la derecha de la de la falda larga. Es tal y como lo recuerdo en mis amigas o en la gente que veía en aquellos años.

Viendo cosas de La Compañía acabo de descubrir que también es de llos una canción que al volver a oirla me ha puesto los pelos de punta: Gitano, de 1973. No sé muy bien si ha sido al recordar que en su momento también me los ponía o que realmente me los sigue poniendo. Posiblemente sea esto último aunque no sé muy bien el motivo, las voces de ellas, la cadencia, el ritmo, la frase “los recuerdos del amor aquel que nunca volverá” o una mezcla de todo ello. El amor aquel que pudo haber, el que nunca se concretó o la falta crónica de amor. La portada del disco la he sacado del magnífico Blog que ya he enlazado con música española de los 60 y 70

En éste caso son 6 los miembros y no 8 como en el video. Ana María ya había fallecido pero también falta un componente masculino. No soy capaz de identificar a cada uno de los de la foto con los del video, intentaré buscar más inofrmación sobre el grupo y sus componentes.

Es una pena el corte an horrible por la barbilla de la chica de abajo, pero el resto de los componentes son el paradigma del vestir de la época. Me encanta, me fascina esta foto por lo que evoca, me traslada a esos años. Y esta es la canción, Gitano.

Gitano, La Compañía 1973

24 de mayo de 2013. Al hacer una búsqueda en You Tube veo que han subido , hace un año, el vídeo de esta canción:

Nueva foto encontrada en el Blog “Mis discos viejos” correspondiente a un disco con todas sus grabaciones:

F. O. Barlow, G. Elliot Smith, Charles Dawson, Arthur Smith Woodward (de pié y de izquierda derecha), A. S. Underwood, Arthur Keith, W. P. Pycraft, y Sir Ray Lankester (sentados en primera fila)

Durante 45 años la Paleoantropología ha acogido un enorme fraude en su seno. El hombre de Piltdown, supuesto eslabón perdido entre el mono y el hombre, se coló en 1912 para cubrir el hueco existente y tan ansiadamente buscado por los científicos de todas las épocas. A partir de los restos de un cráneo y una mandíbula simiesca encontrados en éste pueblo del sur de Inglaterra se desarrolló toda una teoría que no fue desmontada hasta que un dentista, A.T. Marston, pudo demostrar que algunos de los dientes pertenecían a un orangután y uno a un mono, mientras que los restos de cráneo eran de un hombre y fueron datados como correspondientes a la época medieval.  Los dientes habían sido limados para conseguir una apariencia humana y los restos óseos envejecidos por procedimientos químicos.

Tres años después del descubrimiento, en 1915, John Cooke pintó este cuadro en el que podemos observar a los científicos que tomaron parte en el fraude. Al fondo Charles Darwin observa la escena.

El principal sospechoso es el abogado y paleoantropólogo aficionado Charles Dawson, aunque también hay rumores que señalan a Arthur Conan Doyle, autor de Sherlock Holmes, o al jesuita Pierre Teilhard de Chardin.

(Noticia recogida en ABC.es del 18 de mayo, 2011 procedente a su vez del Blog de Emilio Cervantes)

Todos los detalles se recogen en éste interesante video del canal Odisea: